8 septiembre , 2014
javier

La vuelta al colegio: un momento delicado

Ya estamos en septiembre, sinónimo de nuevos comienzos y nuevas preocupaciones para padres e hijos.

Los primeros están pendientes de la reacción de los segundos a ese nuevo inicio escolar.

Muchas novedades a la vez, nuevos compañeros, nuevos profesores, nuevos patios, nuevos libros para pasar de ser el experto en el curso pasado a un “nuevo” en el siguiente curso, aunque con la certeza de sentirse más “mayor” al ver como el patio se llena de niños más pequeños en tamaño y edad.

Es la aventura u odisea de la vida en el colegio y de todo lo que le rodea al niño lo que le puede provocar un auténtico “shock”.

Pasar de la playa o la montaña al colegio no es nada fácil y los padres debemos evitar transmitir esa ansiedad que podamos sentir por nuestros hijos.

Tienen que sentir que le damos la importancia justa e incidir en las grandes oportunidades de aprendizaje que se les abren este nuevo año. Seguro que serán sorprendidos por nuevos conocimientos e ideas que antes no habían tenido la oportunidad de sentir, de leer o de ver.

Es normal notar ese típico “bajón” del estudiante después de las vacaciones, y es por eso, que no tenemos que bajar la guardia, porque, nosotros como padres, nos hemos quedado con el chip de junio, mes de final de curso en el que todo estaba dominado. Nos toca “resetearnos” de nuevo y volver a guiarles en su día a día.

Feliz nuevo año escolar a todos.

Deja un comentario